Método gratuito para bajar de peso 2017

Bajar de peso fácilmente, adelgazar sin esfuerzo,método para bajar de peso rápidamente, y todo lo relacionado a bajar panza es algo muy buscado hoy día, y es que la mayoría de la gente no se siente contenta con su cuerpo, o bien quiere llevar una calidad de vida mejor. Por eso traigo un método infalible para bajar de peso sin mucho esfuerzo,sin rebote, y lo mas importante sin poner en peligro tu salud, a continuación te explico el método infalible para perder peso rápidamente.


Se trata de una guía totalmente gratuita y en descarga directa, este manual te explicara paso a paso , el mejor método y sin rebote para bajar de peso, es la guía mas avanzada conocida al día de hoy y actualizándose con las mejores técnicas descubiertas. En Internet venden esta guía a un precio elevado, sin embargo abajo podrás descargarla totalmente gratis, disfruta su lectura.

 Descarga Botón Abajo:

10 trucos infalibles para adelgazar


La psicología tiene mucho que decir en la forma en que nos alimentamos

La psicología y la nutrición son disciplinas de estudio que cada vez están más relacionadas, como vimos en un anterior post:
“Psicología y Nutrición: la importancia de la nutrición emocional"
Existen varios trucos psicológicos que pueden serte muy útiles a la hora de perder peso. La última tendencia en los investigadores que estudian los procesos de transformación corporal (engordar y adelgazar) es valorar el impacto de la psicología y cómo esta influye en nuestra silueta.
Uno de los teóricos más respetados en este ámbito es Brian Wansink, de la Universidad de Cornell, quien tiene el honor de haber sido reclutado por la Casa Blanca para elaborar las guías nutritivas y de alimentación en Estados Unidos.

La cultura y los hábitos son los mejores aliados de la obesidad

Wansink plantea la importancia del entorno familiar y social en el desarrollo del sobrepeso y la obesidad:
“Muchas personas que conozco comen mucho más de lo que sería recomendable. Y no comen tanto porque tengan un apetito desmesurado, sino porque su entorno más cercano (familia, amigos) les incita a ello.
Además, existe toda una mercadotecnia de la alimentación XXL que se encarga de presentarnos la alimentación de forma inadecuada: embalajes, tamaño de las raciones, los nombres, los colores, etiquetas, formas, colores, olores, ingredientes… No nos damos cuenta de la perversión de la industria alimentaria porque hemos vivido siempre en una cultura que concibe la alimentación de este modo”.

Trucos psicológicos que te ayudarán a adelgazar

Los consejos de Wansink descubren lo crucial de los hábitos, los sentidos y la psicología en general en la forma de alimentarse. Siguiéndolos, es posible crear las dinámicas psicológicas y nutricionales adecuadas para adelgazar y mantener una buena salud.
Estos son los trucos que propone Wansinck:

1. Quita de tu vista aquellos alimentos que no quieras comer

Si tienes ante tus ojos alimentos que para ti son tentaciones irresistibles (normalmente suelen ser alimentos ricos en grasa o azúcares…), te va a ser más difícil no probar mordisco. Estimula tu vista con alimentos sanos: pon a la vista fruta fresca y alimentos sanos, y esconde refrescos, comida chatarra y dulces.

2. Habitúate a practicar deporte poco a poco

La alimentación es importante, pero las calorías que ingieres diariamente tienen que quemarse si tu objetivo es adelgazar. Es una obviedad que practicar ejercicio físico te va a ayudar a perder peso. Además, debes tener en cuenta que hacer deporte te reporta múltiples beneficios a nivel psíquico, que pueden hacer que empieces a vivir la vida de un modo más saludable y la comida pase a ser mucho menos importante para ti.

3. Líbrate de la ansiedad

Hay un montón de malos hábitos a la hora de comer que están sustentados por el mismo factor común: la ansiedadEstar ansioso puede llevarte a comer entre horas y/o a comer más de la cuenta… ¿sabes qué es el trastorno por atracón? Si logras controlar tu ansiedad, notarás que no sientes tanta necesidad de comer. Te recomiendo que le eches un vistazo a este artículo:
“Combatir la ansiedad: 5 pautas para reducir la tensión”

4. Nunca vayas a comprar al supermercado con hambre

Está más que demostrado que ir de compras con el estómago vacío es una mala opción. Al tener más hambre, vas a ser más proclive a comprar alimentos que te seduzcan por los ojos, sobre todo aquellos que contengan altas dosis de glucosa (azúcares), que es precisamente lo que te falta en la sangre cuando estás hambriento. Por cierto, tampoco vayas a comprar enfadado, también tenderás a comprar de más.

5. Ponte poca comida en el plato

Por la misma razón que ir a comprar con hambre te hace tomar malas decisiones, lo mismo ocurre cuando estamos hambrientos y nos vamos a servir comida en el plato. Tendemos a ponernos demasiada cantidad. Si te pones menos cantidad, probablemente comerás lo suficiente pero no hasta el punto de sentirte hinchado… y no acumularás calorías que no necesitas.

6. Come despacio y sin prisas

Cuando comemos, la señal que envía el estómago al cerebro para indicarle que ya se siente saciado tarda 20 minutos en llegar. Si comes lentamente y sin prisas, te notarás saciado y evitarás ingerir más comida de la que tu cuerpo te demanda. Si por contra comes a toda prisa, ingerirás más calorías. Dale tiempo a tu organismo y él te dirá cuándo es suficiente.

7. No pongas demasiados ingredientes en el mismo plato

Una regla de oro: solo pon dos ingredientes a la vez en el mismo plato (sin tener en cuenta el aceite, la sal y esas cosas, claro). Si pones muchos ingredientes tenderás a percibir la comida como un goce. La idea no es que empieces a odiar la comida, ¡ni mucho menos!, pero la sobriedad en la mesa juega a tu favor a la hora de controlar el apetito y adelgazar.

8. Perder peso: un proceso lento y constante

Es habitual que algunas personas que realizan dietas especiales para adelgazar acaben frustradas al no conseguir los resultados deseados en el tiempo que habían estimado (un clásico para ilustrar esto es la “operación bikini”). Las dietas para perder peso han de orientarse de forma que la evolución sea constante y duradera... no abrupta y a los dos meses volver a estar igual o peor. Por eso es importante que te mentalices que tener un cuerpo libre de grasa no es un sprint sino una carrera de fondo: despacito y buena letra.
Las emociones pueden boicotear tu progreso, como explicamos en otro post:
Las emociones son el principal obstáculo para perder peso

9. La importancia de lo espiritual

Aunque algunas personas no le den la trascendencia que merece, la meditación, el sentirse bien con uno mismo, la autoestima y el mens sana in corpore sano son factores cruciales para conseguir rebajar el exceso de kilos. Una actividad que aúna lo espiritual y lo físico y que tiene resultados magníficos es el yoga. Te explicamos más sobre el yoga en el siguiente texto:
“Los 6 beneficios psicológicos del yoga”

10. Toma conciencia de lo que comes e infórmate

Conocer los ingredientes de los alimentos que consumes es clave a la hora de perder peso. Por una sencilla razón: la información es poder. Cuando vamos a comer fuera, no disponemos de esa información y es probable que comamos mal y nos atiborremos de grasas saturadas y azúcares. Si compras tu propia comida y te fijas en el aporte nutricional de cada alimento, irás tomando conciencia progresivamente de qué es lo que le sienta bien a tu cuerpo.

Trucos para adelgazar sin ponerte a dieta

L&S.- La respuesta es sí. Los buenos hábitos pueden ser muy útiles en la lucha contra los kilos incluyendo unos trucos para adelgazar en nuestro día a día. No olvides que al contrario también sucede. Si pones en práctica algunos viejos trucos para adelgazar, puedes conseguir perder peso con facilidad sin dietas ni los agobios que los regímenes traen consigo.

Trucos para adelgazar:

  1. 1.- Diluye los zumos. Es fácil. Las frutas tienen azúcares, que aunque sean naturales, no dejan de tener calorías. Si en vez de tomarte un vaso de zumo natural, lo haces por la mitad y le echas agua, puedes restarle a tu tentempié unas 85 calorías en cada vaso. Es uno de los buenos trucos para adelgazar, ¿no crees?
  2. En vez de hablar por el teléfono fijo, utiliza un teléfono inalámbrico. Casi siempre hablamos sentados, incluso acostados. Con un teléfono inalámbrico, o un pinganillo, conseguimos seguir haciendo cosas mientras mantenemos una charla. Incluso, el inalámbrico invita a caminar de un lado a otro por el pasillo. Puedes quemar 68 calorías en una charla amena. trucos para adelgazar tan saludables y prácticos  como este y sin esfuerzo encontrarás pocos.
  3. Mientras veas tu serie favorita, ponte a planchar, o pon la mesa, riega las plantas, etc. (lavar la ropa, 68 calorías, poner la mesa, 85 calorías, regar las plantas, 102 calorías).
  4. Puedes masticar chicle. En los últimos tiempos se ha descubierto que el masticar chicle sin azúcar durante una jornada o todo el día, consigue que el metabolismo se eleve por encima de lo normal en casi un 20%.
  5. Paga un precio por las golosinas que alguien te regale. Está entre los trucos para adelgazar clásicos. Es viejo, pero funcionaCoge la costumbre de meter en una hucha 20 céntimos por cada bombón, galletitas, o dulce que te regalen. Después da ese dinero a un pobre que esté en la calle. Te costará más después aceptar ese tipo de regalos, pues deja de ser un regalo si pagas por ello. Te ayudará a ver la cantidad de dulces que te llegan sin pagar y al mismo tiempo, cuándo dejes de aceptarlos, dejarán ellos solos de regalártelos. Resulta útil cuándo quieres conseguir adelgazar.
  6. Lee las etiquetas o envoltorios. Casi siempre son engañosos. Si una chocolatina u otra ambrosía dice en la etiqueta que contiene 200 calorías y vienen de dos en dos, o te invitan a comer más de uno, no te equivoques, te estarás comiendo 400 calorías. El marketing trabaja de esas maneras. Usa estos trucos para adelgazar a fin de contrarrestar estas trampas. Recuerda que adelgazar a veces es simplemente estar alerta a esto.
  7. Antes de caminar o hacer algún ejercicio, toma una taza de té verde. La cafeína contenida en esta infusión, conseguirá que liberes ácidos grasos. Además, el té verde contiene antioxidantes y cafeína. Ambos productos juntos, consiguen que se queme grasa con mayor celeridad.
  8. Evita los productos de farmacia del tipo de batido o malteadas. Con ellos solamente consigues ahorrar calorías momentáneas, ya que te dará luego más hambre y seguramente comerás más. Sumarás las calorías que tienen la malteada y lo que te comas juntos.
  9. Come en lo posible en casa. Este consejo no debe faltar entre los trucos para adelgazar… no falla!. Las comidas y cenas en restaurante contienen elementos que no vemos su presencia, pero están ahí y las materias primas son de dudosa calidad: aceites refritos, harinas para espesar salsas, pan rallado, etc. Además, siempre acabamos comiendo postres y/o café con azúcar, bebemos refrescos carbonatados o cerveza. Todo aporta calorías (podemos comer entre 300 y 500 calorías más que si comiéramos en casa) y nuestra nutrición se escapa a nuestro control. Si comemos durante cinco días a la semana en bares o restaurantes, engordaremos y nuestra salud se verá afectada a la larga.
  10. No utilices mantequilla ni margarina. Usa solamente aceite de oliva y si es posible, oliva virgen. Una tostada con aceite de oliva y unos granitos de sal resulta deliciosa para desayunar. Es mucho más saludable, te aporta nutrientes de calidad y te quita el hambre.
  11. Acostúmbrate a utilizar la linaza en polvo.  La linaza es saciante y muy alta en contenido de fibra y aporta nutrientes d mucha calidad, además, ayuda a eliminar calorías. Son trucos para adelgazar muy saludables.
  12. Usa aliños bajos en calorías. Consigues un excelente aderezo con una cucharada sopera de vinagre balsámico, un cuarto de cuchara (de café) de aceite de oliva y una punta de cucharada (de café) de mostaza.
  13. Pide una analítica de sangre. Muchas personas tienen problemas de metabolismo, porque su tiroides no funciona correctamente (hipotiroidismo).  Es algo que puede no causar síntomas y la persona pierde peso muy lentamente y a veces resulta imposible conseguirlo. Se puede corregir con algunos principios activos. El médico te lo dirá.
  14. Bebe mucha agua, porque cuánta más agua bebas, conseguirás movilizar mejor los elementos sobrantes del metabolismo y que están dando vueltas por el cuerpo, entorpeciendo la liberación de la energía. Además, el agua quita el hambre y hace que tu cuerpo queme energías haciendo su digestión. Recuerda que este truco es parte de los mejores trucos para adelgazar  que se conocen. Además, el agua es fundamental para mantener una buena salud.

12 ideas para acelerar el metabolismo y perder peso más rápido


Es inevitable, todas queremos saber el secreto para perder peso con el menor esfuerzo posible, especialmente cuando nos hemos acomodado y hemos ganado unos kilitos de más que parecen haberse instalado en nuestro cuerpo para siempre. Pero ¿sabéis cómo hacerlo? Uno de los trucos más eficientes es acelerar nuestro metabolismo.
Aunque adelgazar siempre requiere un sacrificio, lo cierto es que existen formas de perder peso más rápidamente. Una de ellas es acelerar nuestro metabolismo, algo que nos ayudará a conseguir resultados visibles de manera más rápida. Pero, ¿cómo se consigue acelerar el metabolismo? ¿Acaso estás haciendo algo mal para que se te ralentice? Seguro que no es la primera vez que echáis la culpa a vuestro metabolismo de esos kilitos de más que queréis eliminar. A continuación os mostramos 12 ideas para que consigáis vuestro propósito de Año Nuevo, perder peso en menos tiempo. A estas ideas hay que sumar snacks poco calóricos, como estos 50 alimentos con menos de 50 calorías que te ayudarán en tu objetivo.
Antes de nada, debes saber exactamente cuánto peso tendrías que perder para alcanzar tu peso idealAsí que, si estas buscando un modo de ponerte en forma este verano, no te pierdas nuestros consejos... ¡Es hora de acelerar tu metabolismo!

1. Aceite de coco

Es posible que hayas oído hablar de los beneficios de los productos de coco cuando, disimuladamente y sin mala intención, escuchas conversaciones ajenas en tu gimnasio o en tu oficina. Y hay una razón para ello, pues reemplazando el aceite de cocina habitual por aceite de coco vas a ayudar a tu cuerpo a quemar grasa más rápidamente. Hay estudios que demuestran que estas grasas se digieren fácilmente y consiguen estimular al metabolismo para que queme hasta tres veces más calorías que otros aceites durante seis horas desde la última comida.

2. Aumenta las proteínas

Al aumentar ligeramente la cantidad de proteínas en una dieta equilibrada, tu cuerpo va a estar mejor preparado para perder peso rápidamente. Y es que el aporte extra de proteínas de calidad va a ayudarte a combatir tu perezoso metabolismo. Cuando hablamos de proteínas de calidad, nos estamos refiriendo especialmente a aquellas que responden a las necesidades de tu cuerpo. Esto significa que aquellas con unos elevados niveles de aminoácidos, como las carnes o el pescado, son una buena opción en tu dieta.

En este sentido, las carnes magras y los huevos, sobre todo los huevos, suponen una importante fuente de proteínas para acelerar tu metabolismo.

3. Reduce los hidratos de carbono

Aunque es importante conseguir un equilibrio entre diferentes tipos de alimentos en tu dieta, los médicos recomiendan que disminuyas un poco la cantidad de hidratos de carbono en tu menú. De esta forma, también conseguiras acelerar tu metabolismo. Diferentes estudios demuestran que los hidratos de carbono promueven un metabolismo más lento y contribuyen al aumento de peso. Esto significa decir "hasta luego" a grandes cantidades de pasta, pan y patatas en tu dieta. Si crees que va a costarte disminuir la cantidad que ingieres, descubre cuáles son los hidratos de carbono que menos engordan.

4. Controla las cantidades

El equilibrio es la clave para perder peso. Aunque haya dietas en las que no te limiten cantidades, una buena forma para adelgazar es no atiborrarse a alimentos, por muy saludables que sean. Una manera fácil y práctica para medir las cantidades es utilizar la palma de tu mano. Esto significa que la cantidad de proteínas en tu menú debe ser del tamaño de la palma mientras que el tamaño de tu puño cerrado debe ser equivalente a los hidratos de carbono en tu plato. De esta forma no sobrecargarás a tu cuerpo con porciones que sean demasiado grandes para tu tamaño. ¡Parece un juego de niños! Aquí tienes unos cuantos consejos más que te ayudarán a adelgazar.

5. Prueba con canela

Esta deliciosa especia que normalmente aromatiza tus postres favoritos, puede ser tu mejor aliada. Aunque no te lo creas, la canela favorece la asimilación del azúcar, haciendo que tu cuerpo lo metabolice hasta veinte veces más deprisa. Puedes poner un toque en el té o en el café para no añadir calorías de más. El resultado es delicioso, y estarás ayudando a tu cuerpo.

6. No te olvides de los huevos

Ya sabes lo que dicen, eres lo que comes. Esa cita gastronómico-filosófica, viene a recordarnos que cuanto mejor te alimentes mejor te sentiras, pero también hay que tener paciencia, porque la carrera de la dieta saludable es una carrera de fondo. Si sabemos qué alimentos son buenos para quemar la grasa más rápido, podremos perder peso con más rapidez. De hecho, hay un alimento especialmente bueno para ello: el huevo. Resulta que no solo es saludable, sino que contiene componentes específicos como proteínas y grasas beneficiosas que ayudarán a mejorar tu metabolismo. Además de ser una fuente de proteínas, es muy fácil de integrar el huevo en una dieta para perder peso... ¡Deja volar tu imaginación!

7. Practicar deporte es esencial

El entrenamiento de alta intensidad puede no sonar como algo especialmente divertido, pero es una forma segura y eficaz de acelerar el metabolismo. La mejor forma de conseguir esto a través del deporte es alternando momentos de alta intensidad con otros más relajados. Una idea puede ser hacer una lista de canciones con temas más animados para los momentos álgidos y otros más tranquilos para cuando vayas a frenar el ritmo.

Esta idea no solo va a contribuir a acelerar el metabolismo, sino que puede ayudarte a reducir la celulitis. Así que ya sabes... ¡Ponte en movimiento y practica estos 25 ejercicios para perder peso! Y si no sabes por dónde empezar, echa un vistazo a este descuento para tu ropa deportiva.

8. Nueces, las reinas de los frutos secos

El eterno dilema de los frutos secos. ¿Son saludables? ¿Engordan demasiado? Bueno, no será la primera vez que oigas hablar de las bondades de las nueces (o de otros frutos secos como las almendras o los cacahuetes) para tu organismo. Las nueces en concreto son buenas para el cabello, para la piel, para los niveles de energía... ¡Y también son una opción quemagrasas!

Los aceites que se obtienen de las nueces son capaces de crear un perfecto equilibrio entre los ácidos grasos Omega 6 y Omega 3en el cuerpo. ¿Quién iba a decir que algo tan pequeño podría ser tan bueno? Eso sí, recuerda comerlos con cabeza; los frutos secos también son una fuente de calorías, así que con un puñado al día debes tener más que suficiente.

9. Pescado azul, tu mejor aliado

Todo el mundo sabe que el pescado azul es un superalimento con numerosas propiedades beneficiosas. Te sorprenderá saber lo mucho que puede saciarte. Una de ellas es que es muy buena para el cerebro (tomad nota, sobre todo si estáis estudiando) y otra, es que es un genio ayudándote a quemar grasa.

Las proteínas y grasas beneficiosas del pescado azul son muy buenas para acelerar el metabolismo. Además, tu cuerpo solo se queda con las grasas que necesita de este pescado, dejando ir al resto cuando ya tienes suficientes. Así que la próxima vez que babees por ese salmón a la plancha tan apetitoso, no te lo pienses dos veces, ¡tu cerebro y cintura te lo agradecerán! Si quieres conocer otros trucos para adelgazar comiendo de forma saludable, aquí tienes...

10. No te olvides de las legumbres

Las legumbres son también una buena forma de acelerar tu metabolismo. Y algunas de ellas, como las lentejas, los garbanzos o las judías no son únicamente alimentos pesados que requieran cuchara y siesta.

¿Conoces el humus? El humus o la mantequilla de nuez es un gran ejemplo de un snack idóneo previo al ejercicio. Y es que antes de hacer ejercicio, esa inyección de energía te permitirá quemar grasa con mayor facilidad. El humus es además ideal para otras cosas como controlar los niveles de azúcar en la sangre y estabilizar tus hormonas. ¡Un manjar saludable!

11. Toma té

Además de estar delicioso en cualquiera de sus vertientes, especiamente en verano con mucho hielo, el té está lleno de antioxidantes que te ayudarán a luchar contra las grasas acumuladas en tu organismo. Pero eso no es todo, su elevado porcentaje de teína hará que tu organismo se active, acelerando tu metabolismo gracias a un proceso llamado termogénesis, mediante el que la quema de grasas se produce de manera más rápida y eficaz. ¿A qué esperas para tomar una taza?

12. Déjate seducir por las semillas

Algo tan simple como las semillas supone una forma ideal de acelerar el metabolismo, y actúan como un buen sustituto para las opciones menos saludables, como las patatas fritas o el chocoate. Puede que no suene demasiado apetecible en un primer momento, pero prueba con semillas chía, de sésamo, de linode quinoa... ¡Están muy ricas!

Además, hay otras semillas como las de calabaza que pueden ayudar a mejorar algunas dolencias del cuerpo, pues tienen propiedades beneficiosas y ayudan a dormir mejor. Aquí hay unos superalimentos que te ayudarán a cuidarte y perder peso...
como-bajar-de-peso
como-bajar-de-peso
como-bajar-de-peso